¿Cuáles son los pescados más saludables para nuestra salud?

Si te gusta el pescado y disfrutas comiéndolos estás de enhorabuena. El pescado suele ser una de las comidas con más proteínas y más saludables para nuestra salud. Es una comida muy sana y tiene unos altos valores nutritivos.

Se recomienda comer al menos cuatro raciones de pescado cada semana.

En este artículo descubrirás cuáles son los pescados que se han demostrado ser más beneficiosos y saludables, así que no hay excusa para no comerlos, además, son deliciosos.

Entre los pescados más saludables podemos encontrar entre el pescado azul y el pescado blanco. La diferencia entre ellos suele ser que el pescado azul es más graso que el blanco. Pero ello no quiere decir que sean perjudiciales.

El pescado es rico en ácidos grasos Omega 3. El Omega 3 nos hace aumentar el colesterol denominado como bueno o HDL, que nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares y de sufrir de colesterol. Muy recomendable para niños, mujeres embarazadas o ancianos.

A continuación, te enumeramos algunos de los pescados más recomendados para nuestro consumo:

Bacalao. Es un pescado delicioso, además es rico en proteínas, minerales y rico en vitaminas A y D.

Sardinas. Son ricas en Omega 3 y calcio. Podemos encontrarlas de diferentes tipos en el mercado. Envasadas al aceite, al limón o frescas.

Ostras. Son muy fáciles de encontrar en cualquier lugar, son muy sabrosas y pueden prepararse de muchas formas.

Atún. El atún es un pescado rico en proteínas y minerales. Es muy beneficioso y además es bajo en calorías.

Salmón. Es un pescado muy recomendable, de gran sabor y de muy buena calidad. Actualmente se consume mucho en forma de sushi o comida japonesa.

Rape. Es un pescado rico en vitamina B12 y minerales. Además contiene selenio, que nos ayudará a prevenir enfermedades del corazón y retrasar el envejecimiento.

Pulpo. Es un alimento muy recomendable si tu intención es bajar de peso. Es bajo en calorías y rico en vitaminas y minerales. Además contiene colágeno, ideal para reforzar nuestras articulaciones.

Sepia. La sepia a la plancha con perejil es deliciosa. Muy recomendada para deportistas por su alto contenido en proteínas, minerales y vitaminas además de que ayuda a prevenir lesiones en las articulaciones.

8 beneficios de los alimentos del mar

Además de una delicia para nuestros paladares, los productos y alimentos procedentes del mar benefician a nuestra salud. Comer pescado es recomendable al menos una vez a la semana y en este post te explicamos el porqué:

  1. Protege el corazón y previenen enfermedades cardiovasculares: El pescado regula la dilatación y la restricción de los vasos sanguíneos siendo beneficioso para nuestro corazón.
  2. Promueve el desarrollo neurológico: Los ácidos grasos Omega-3, integrados en este tipo de manjares, mantienen el buen funcionamiento de nuestro cerebro y memoria.
  3. Mejora la salud mental: La comida de del mar nos aporta nutrientes que estimulan la memoria y ayudan a prevenir el deterioro mental en personas mayores. También ayudan a combatir la depresión.
  4. Refuerza el sistema inmunológico: Nos protege contra la gripe, los resfriados y otras enfermedades.
  5. Tiene propiedades antiinflamatorias: Reduce la inflamación y el dolor en las articulaciones, de la misma forma que la irritación en la piel.
  6. Tiene propiedades antioxidantes: Es muy recomendable para el desarrollo de la piel, el pelo y los huesos.
  7. Son productos bajos en grasas y colesterol.
  8. Ricos en vitamina A, C, D y E.

En Restaurant Sa Gambina disponemos de productos del mar de primera calidad, por eso os invitamos a probar nuestra amplia carta de pescados y mariscos. ¡No os la podéis perder!

Cómo limpiar correctamente el pescado

En Sa Gambina somos especialistas en pescados y arroces, y además de contaros lo que podéis encontrar en nuestro restaurante, nos gusta dar consejos para que vuestro día a día en la cocina sea mejor. Aunque normalmente en la pescadería lo limpian y te lo dejan listo para cocinar, ¡el saber no ocupa lugar!

El primer consejo es que si la pieza pesa menos de un kilo, es recomendable cocinarlo entero, pero a partir de ahí es mejor trocearlo. Necesitaremos una tabla y un cuchillo afilado. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Con el lado sin filo del cuchillo hay que raspar la piel desde la cola a la cabeza para retirar las escamas. Una vez las tenemos todas sacadas, hay que enjuagar bien el pescado.
  2. Se hace un corte horizontal desde la zona anal hasta la cabeza para quitar las branquias y las vísceras. Cuando esté toda la parte abdominal vacía, limpiaremos bien la pieza con agua una vez más.
  3. Se hace otro corte en la parte de la cabeza hasta encontrar el espinazo, seguir cortando con el espinazo como guía hasta la cola.
  4. Con cuidado, separar la piel del filete con el cuchillo y quitar las espinas y otros restos.

Parece fácil, ¿verdad? ¿Os animáis a probar?