Las 5 mejores playas de la Costa Brava

  • Aiguablava: Es una de las playas de Begur y, como la mayoría de calas de esta bonita localidad, posee aguas cristalinas de poca profundidad, una arena fina y clara junto a un entorno natural casi virgen que apenas ha sido urbanizado.

  • Playa Portitxol: Situada entre L’Escala y Sant Martí d’Empúries, la playa del Portitxol es un bonito arenal rodeado por un bosque de pinos que llega prácticamente hasta el mar. De aguas tranquilas y fina arena dorada, está protegida a los lados por formaciones rocosas.

Untitled design (55)

  • Cala Taballera: Una exclusiva cala del Cabo de Creus que tiene el honor de ser uno de los extremos de la Senda Pirenaica, la ruta que cruza todo el Pirineo de oeste a este.

Untitled design (56)

  • Cala Montjoi: Su extensión es de 310 metros por 30 de ancho y su nivel medio de ocupación es medio. Es una playa semiurbana sin paseo marítimo principalmente compuesta por bolos y arena oscura. Está ubicada junto a un complejo turístico que le proporciona servicios e infraestructuras, así como una escuela de submarinismo.

Untitled design (57)

  • Y por supuesto… Playa de Cadaqués: A lo largo de la bahía de Cadaqués y el parque natural del Cabo de Creus hay una serie de calas y playas. La mayoría mantienen su autenticidad y carácter salvaje, siendo algunas de ellas prácticamente vírgenes, hecho que se observa en la pureza y calidad de sus aguas.

Untitled design (58)

8 beneficios de los alimentos del mar

Además de una delicia para nuestros paladares, los productos y alimentos procedentes del mar benefician a nuestra salud. Comer pescado es recomendable al menos una vez a la semana y en este post te explicamos el porqué:

  1. Protege el corazón y previenen enfermedades cardiovasculares: El pescado regula la dilatación y la restricción de los vasos sanguíneos siendo beneficioso para nuestro corazón.
  2. Promueve el desarrollo neurológico: Los ácidos grasos Omega-3, integrados en este tipo de manjares, mantienen el buen funcionamiento de nuestro cerebro y memoria.
  3. Mejora la salud mental: La comida de del mar nos aporta nutrientes que estimulan la memoria y ayudan a prevenir el deterioro mental en personas mayores. También ayudan a combatir la depresión.
  4. Refuerza el sistema inmunológico: Nos protege contra la gripe, los resfriados y otras enfermedades.
  5. Tiene propiedades antiinflamatorias: Reduce la inflamación y el dolor en las articulaciones, de la misma forma que la irritación en la piel.
  6. Tiene propiedades antioxidantes: Es muy recomendable para el desarrollo de la piel, el pelo y los huesos.
  7. Son productos bajos en grasas y colesterol.
  8. Ricos en vitamina A, C, D y E.

En Restaurant Sa Gambina disponemos de productos del mar de primera calidad, por eso os invitamos a probar nuestra amplia carta de pescados y mariscos. ¡No os la podéis perder!

5 beneficios de comer frente al mar

  1. La comida sienta mejor: Comer frente al mar aumenta la sensación de tranquilidad, se come de forma más relajada y esto ayuda a que los alimentos se dirigieran mejor.
  2. Relaja y tranquiliza: Comer suele ser un acto de relajación. Nos gusta aprovechar ese tiempo para estar en familia, en pareja, con amigos o incluso con los compañeros del trabajo durante un breve descanso. Si a esto le añadimos unas fantásticas vistas, la sensación de relajación se intensifica, da energía y purifica.
  3. Nos concentramos más: Y comemos de forma más pausada. Poniendo la vista en un punto, como puede ser mirar la televisión, dispersamos nuestra atención.
  4. Mejor siesta y mayor descanso: El mar provoca un efecto relax, por lo que nos proporcionará un mayor descanso durante la siesta o el reposo de la comida. Tendremos una gran sensación de serenidad.
  5. Realza los sentidos: Gracias al sonido de las olas y el olor a salado. Este conjunto hace que nuestro gusto también esté más alerta y nos sepa mejor la comida.

Si quieres disfrutar de una comida frente al mar, te invitamos a disfrutar de las mejores vistas de Cadaqués. Podrás degustar nuestra carta sentado frente a la cristalera, el mar y la primera línea de playa. ¡Toda una invitación al disfrute!

La importancia de una buena alimentación en la diabetes

Este año, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha dedicado el Día Mundial de la Salud a la diabetes, una enfermedad que padecen alrededor de 422 millones de personas en el mundo y que se caracteriza por la concentración de glucosa en sangre.

La insulina es una hormona producida por el páncreas que se encarga de absorber la glucosa de la sangre y transportarla al interior de las células del cuerpo para que sea empleada como motor de energía. Cuando el páncreas no produce la suficiente insulina o el cuerpo la utiliza indebidamente, la sangre acumula altos niveles de azúcar que provocan la diabetes.

Llevar una vida sana y una dieta equilibrada es fundamental para todos aquellos que sufren esta enfermedad. La diabetes puede derivar en fallos renales, problemas cardiovasculares e infinidad de complicaciones. Es por eso que los hábitos diarios, una correcta alimentación y el ejercicio físico son imprescindibles.

La dieta debe estar basada en frutas y verduras, pescado, carnes magras o de ave y legumbres, evitando a toda costa los dulces, las grasas y los aceites para controlar los niveles de glucosa. De la misma forma, es importante saber cuándo debemos alimentarnos: debemos realizar 5 comidas al día combinando todos los alimentos y controlando el índice glucémico para evitar descontroles.

¿Por qué debemos hacer 5 comidas al día?

¿Por qué es importante hacer cinco comidas al día? ¿No adelgazaremos más comiendo solo tres?

Expertos y nutricionistas recomiendan encarecidamente realizar cinco comidas al día de la misma forma que llevar una dieta sana y equilibrada. Su importancia está relacionada con la frecuencia y la forma que tenemos de ingerir alimentos. Realizando más paradas para comer a lo largo del día evitaremos el hambre y las tendencias compulsivas.

Si solo desayunamos, comemos y cenamos, dejamos pasar mucho espacio de tiempo entre una y otra, de modo que nuestro cuerpo comienza a quejarse y tendemos a picar entre horas. Esto no es malo si lo hacemos de una forma sana y controlada, pues nuestro cuerpo necesita suministros de energía que quema en grandes cantidades a lo largo del día. Con cinco comidas al día, conseguimos cargar las pilas y disminuir el hambre y la ansiedad.

Es más aconsejable comer menos cantidad más a menudo que pocas veces pero grandes ingestas, de esta forma controlaremos la sensación de apetito y reduciremos la acumulación de grasas y los niveles de azúcar y colesterol. Comer en grandes cantidades y de forma compulsiva no nos saciará, pues nuestro cerebro no detecta que estamos llenos hasta pasados 15 minutos después de haber empezado a comer.

Repartir las comidas y la cantidad, pasaremos menos hambre, conseguiremos mantener una dieta equilibrada y nuestra energía y rendimiento serán mayores a lo largo de toda la jornada.

 

En invierno aumenta tus defensa mediante la dieta

La llegada del frío es la época del año más propensa a los resfriados y catarros debida al descenso de las temperaturas y de nuestras defensas. Debes saber que mediante ciertas recetas podemos entrar en calor, pero también es importante conocer qué alimentos ayudan al organismo a mantener un sistema inmunitario a prueba de frío.

  • Las frutas son fuente natural de antioxidantes, vitaminas y minerales. Se recomienda una ingesta de cinco raciones al día. Previene muchas enfermedades no solo invernales y destacan por ser fuente importante de  vitaminas.
  • Entre las verduras destaca la cebollalas alcachofas, acelgas y espárragos son idóneos para consumir calientes en forma de cremas o purés.
  • Las proteínas deben estar presentes en la dieta habitual del adulto y deben ingerirse en cantidades apropiadas, ya que ejercen funciones muy importantes en el organismo, como el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Son importantes fuentes de proteínas la carne, el pescado, los huevos y los lácteos, así  como la soja y las legumbres.

Recuerda que alimentar bien tu organismo es el primer paso para prevenir enfermedades propias del invierno. Si quieres comer bien, ven a conocernos.